Cavitación médica

 

El término significa HIDRO de agua, LIPO de grasa, y CLASIA de romper células grasas. Es un tratamiento médico no quirúrgico y está indicada para todas las personas que tengan celulitis y adiposidad localizada, para aquellos pacientes que quieren disminuir medidas en contorno corporal, se extrae la grasa localizada de manera permanente y se consigue que ésta no se reproduzca. La hidrolipoclasia corporal también está indicada para eliminar la grasa localizada en zonas como cartucheras, abdomen, cara interna de las piernas, rodillas, espalda, muslos, etc. También es adecuada para romper la fibrosis, un componente importante de la piel de naranja.

La Hidrolipoclasia consiste en la infiltración de solución hipotónica estéril en áreas donde están las adiposidades localizadas. Posteriormente se aplica ultrasonido de cavitación que deberá tener una frecuencia de emisión ultrasónica baja y una mayor potencia para conseguir la destrucción de la membrana celular de los adipocitos. Teniendo en cuenta que en el caso de la Hidrolipoclasia antes se ha infiltrado un suero hipotónico (bajo en sales) que ha producido un aumento de tamaño de dichos adipocitos y que facilitará su “Cavitación” al recibir la onda ultrasónica, produciéndose en el tejido  la explosión y ruptura de células de grasa.

Es recomendable realizar ejercicio y la ingestión de agua para favorecer la eficacia del tratamiento.

De su interés:

  • En cada sesión la reducción en centímetros es evidente (dependiendo de la zona y paciente).
  • No es doloroso.
  • Antes del tratamiento se realiza la hidrolipoclasia (solo puede ser realizada por profesional médico) para mejorar la eficacia de los ultrasonidos.
  • La hidrolipoclasia es una mesoterapia específica y selectiva de este tratamiento.

Inmediatamente después de la cavitación se realiza el drenaje linfático para favorecer la eliminación por vías naturales.