Cicatrices

Aquí en este concepto englobamos muchos tipos de lesiones, por ejemplo; de acné, que son diferentes a cicatrices atróficas o hundidas, y que son diferentes a cicatrices hipertróficas o queloideas. Algunas las podemos quitar, otras reducir y otras atenuar.

Pueden estar ubicadas en cualquier parte del cuerpo, y presentar coloración, texturas y formas variadas. Dependiendo de estas características, nuestros especialistas identificarán el tipo de cicatriz y el procedimiento médico – estético adecuado para su tratamiento. Aunque ninguna cicatriz puede ser eliminada totalmente, pero puede mejorar la apariencia de la cicatriz, haciéndola menos visible mediante la infiltración de determinados tratamientos individuales como combinados.

Recomendamos esperar un tiempo prudencial luego de producida la cicatriz. Esto se debe a que la misma, tiene la posibilidad de cambiar de coloración y aspecto. Ya que algunas de las cicatrices, se amenguan con el correr del tiempo, es necesario que teniendo expectativas claras y reales, consulte por los diversos tratamientos.

 

De su interés:

  • Las cicatrices de acné las tratamos con láser de CO², ya sea fraccionado o ablativo; y las muy profundas a veces hay que tratarlas en más de una sesión.
  • Las cicatrices atróficas y/o hundidas, a veces necesitan rellenarlas o desbridarlas del fondo, y no es necesario usar láser.
  • Las cicatrices queloideas o hipertróficas, requieren más de un tipo de tratamiento; a veces inyecciones, a veces láser de distintos tipos.
  • Cada cicatriz es diferente y las expectativas de tratamiento y resultado son diferentes.
  • Otras cicatrices inestéticas se pueden quitar mediante cirugía, para que queden más reducidas.

La carboxiterapia es un tratamiento no ablativo que se aplica con el fin de mejorar la oxigenación de la zona a tratar, mejora la cicatriz al inducir formación de colageno.