Beneficios de la medicina estética en pacientes con cáncer

El cáncer es una enfermedad que también afecta al aspecto físico de las personas que lo sufren.

 Para contrarrestar los efectos secundarios de las terapias que se aplican contra los tumores, muchos pacientes recurren a tratamientos de medicina estética para mejorar su imagen. Esos tratamientos se aplican una vez que lo autoriza el oncólogo que lleva al enfermo. Este asunto se debatió en la primera jornada de la XXXIII edición del congreso nacional de medicina estética, organizado por la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), en el que han participado unos 2.000 expertos en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga.

En el evento se presentó el primer ‘Diccionario de términos oncológicos para no oncólogos’, elaborado por las médicas estéticas Nuria Ugarte, Pilar Lacosta y María Ramos, bajo la coordinación de la oncóloga radioterápica Raquel Benlloch. El diccionario fue presentado en un acto moderado por los médicos Juan Antonio López L. Pitalúa y Paloma Ramos.

Según el Doctor Juan Antonio López, las métodos que aplican los médicos estéticos a los pacientes oncológicos varían en función de la fase de la enfermedad en que se encuentren. Y también afirmó que: «El médico debe tratar de curar, en primer lugar; en segundo, aliviar y, en último, acompañar. Como médicos estéticos tenemos la función, sobre todo, de aliviar a nuestros pacientes».

Entre los tratamientos estéticos que se dan a enfermos oncológicos se encuentra la micropigmentación preventiva en las cejas, que se emplea antes de que el pelo se caiga por el efecto de la quimioterapia. Otros tratamientos de medicina estética a pacientes con cáncer son para cuidar las uñas y para hidratar la piel. Asimismo, los productos cosméticos que se utilizan no pueden ser los mismos que se usaban antes del cáncer. Lo que se lleva a cabo es un abordaje multidisciplinar de los pacientes oncológicos, a los que se les ofrecen consejos sobre alimentación y se les informa de cómo les afectará la quimioterapia en la piel y en las uñas.