Estética del Hombre

En Medicina Estética está en auge la medicina masculina, el 35% de los pacientes son hombres de 30 a 50 años y se aplican tratamientos faciales y corporales. En la actualidad, los hombres son los que protagonizan un crecimiento de los tratamientos médico estéticos faciales y corporales, se ha incrementado un 20% en relación con los años anteriores, según datos de la Sociedad Española de Medicina Estética.

Los hombres como pacientes buscan procedimientos estéticos menos agresivos, opciones menos invasivas y menos dolorosas con resultados progresivos, sin prácticamente tiempo de recuperación, lo que les permite incorporarse de forma inmediata a la vida laboral. Son pacientes que siguen la prescripción médica y en general más conformistas con sus resultados. Suelen ser menos exigentes que las mujeres, se dejan recomendar y toman menos tiempo en decidirse.

 

Presoterapia

 presoterapia

¿En qué consiste este tratamiento? ¿Qué problema soluciona?

La presoterapia es una técnica de fisioterapia y estética que consiste en la colocación de una funda hinchable que se coloca sobre piernas, glúteos y abdomen. Esta funda se llena y se vacía de aire, generando presión desde los pies hacia el resto del cuerpo.

Con esta técnica se activa la circulación mediante la presión en diferentes zonas del cuerpo, se bombean los líquidos y la sangre, produciendo un efecto de drenaje linfático, que provoca la eliminación de toxinas y grasas acumuladas en la zona tratada.

La presoterapia está especialmente recomendada para: evitar el desarrollo de la celulitis, interrumpir la acumulación de celulitis hidrolipodistrofia, evitar y tratar venas varicosas, reducir edemas y fleboedemas con insuficiencia venosa crónica, moldear piernas, brazos, nalgas y vientre, mejorar y reforzar los tejidos de la piel, alivia el dolor en los miembros inferiores, ocasionados por la obesidad, la retención de líquidos etc.

 

¿Qué resultados se obtienen?

El objetivo de la presoterapia es mejorar varios de los problemas médicos estéticos que afectan a un elevado número de personas obteniendo unos beneficios satisfactorios evitando el desarrollo de la celulitis, tratando de evitar las varices, mejoramos la hinchazón y la pesadez de las piernas y alivia el dolor, reduce la retención de líquidos, también combate las migrañas y el reumatismo, mejora el funcionamiento de las vías respiratorias, y además es un complemento ideal para adelgazar.

 

¿No se asustan los hombres cuando se les pone un tratamiento tan “aparatoso”?

No, en absoluto es un tratamiento cien por cien relajante. Hay pacientes que se duermen durante este tratamiento. La sensación es como hacerte un masaje a 4 manos.

 

Mesoterapia facial y corporal

 

¿En qué consisten ambos tratamientos?

En el caso de la mesoterapia corporal la técnica consiste fundamentalmente en la administración de sustancias basadas en extractos naturales que aplica un médico especialista al paciente mediante infiltraciones a nivel intradérmico. Este sistema permite movilizar y disolver la grasa acumulada que no desaparece con el ejercicio. Además, gracias a su aplicación se consigue activar la microcirculación de la zona a nivel arterial, venoso y linfático, por lo que se regenera el tejido y se promueve la eliminación de líquidos.

La mesoterapia facial es un método mínimanente invasivo, en el que la vía de aplicación es a través de microinyecciones con el objetivo de devolver tersura y reafirmar los tejidos cutáneos.

 

¿Qué resultados se obtienen?

Con la mesoterapia corporal, conseguimos reafirmar los tejidos y se logra una disminución de volumen progresiva de la zona tratada, así como una mejora en la calidad de la piel y un alisamiento de los nódulos grasos. Los resultados son muy positivos.

Con la mesoterapia facial se mejora la calidad de la piel de la cara y cuello, se recuperan los volúmenes faciales propios de la juventud y se tensa la piel devolviéndole tersura y elasticidad. Proporciona brillo, reducción de las arrugas y tensionado de los tejidos de la piel de una forma completamente natural.

 

¿Cómo llevan los hombres el tema de los pinchazos?

La verdad, es que muy bien, hay que tener en cuenta que antes del tratamiento aplicamos una crema anestésica para que el paciente no sufra ninguna molestia.

 

Fotorrejuvenecimiento

 

El fotorrejuvenecimiento para hombre al igual que para mujer, consiste en un método de rejuvenecimiento facial láser, mediante el método de luz pulsada, llamado también IPL facial.

Es uno de los tratamientos faciales masculinos más utilizados en nuestro centro de estética, donde se aplican pulsos de luz intensa (IPL) que penetran en la piel, estimulando la formación de nuevo colágeno que va desapareciendo con el paso del tiempo.

Está indicado principalmente para el rejuvenecimiento de la piel, el tratamiento de lesiones vasculares benignas, la atenuación de mejillas enrojecidas por una vasodilatación venosa, también llamada couperosis.

La utilización de IPL facial también está indicada para la eliminación de manchas o pigmentaciones, rojeces, disminución del tamaño de los poros y otras imperfecciones, estimulando la formación de nuevo colágeno y consiguiendo un notable rejuvenecimiento en la piel, además de una mejora del tono de la misma y su elasticidad.

El fotorrejuvenecimiento para hombre al igual que para mujer, también se aplica en cara, cuello, escote y manos con muy buenos resultados.

 

Depilación Permanente

 

Ya sea por motivos de higiene, para evitar la foliculitis o para la práctica de algún deporte, cada vez más hombres deciden iniciar un tratamiento de depilación láser. Las áreas que más se depilan son piernas, espalda, tórax y abdomen.

La depilación láser masculina responde muy bien en las piernas, ya que el pelo de esta zona es estable, grueso y pigmentado. El pelo de la espalda, el tórax y el abdomen está condicionado por la influencia de las hormonas masculinas. El paciente puede mantenerse limpio de pelo aplicándose 2 ó 3 sesiones anuales a lo largo del tiempo.