Lipoescultura

 

La Lipoescultura es una técnica de cirugía menor ambulatoria para eliminar los depósitos de grasa entre la piel y el músculo, consiguiendo una mejora en el contorno corporal de forma permanente.  Se puede realizar en diferentes zonas del cuerpo como el abdomen, michelines, cartucheras, flancos, piernas, brazos, nalgas, rodillas, papada e incluso el pecho masculino.

El procedimiento es sencillo Con anestesia local, en 40 minutos y con el uso de una cánula que se inserta a través de la piel mediante una pequeña incisión en la zona que se desea tratar y esta va eliminando la grasa localizada de la zona seleccionada.

El tiempo de recuperación es bastante rápido pudiendo irse a casa con una faja y realizar actividades normales a la semana del procedimiento y la inflamación y moretones son mínimos.

Por otro lado, cabe recordar que la lipoescultura NO es un método de reducción de peso, es una forma de esculpir el cuerpo y eliminar grasa localizada que de otra manera no podría ser destruida, ni mediante ejercicio, ni dietas.

 

De su interés:

  • Las zonas de cartucheras, flancos, michelines, papada, una vez que se aspiran, no se vuelven a reproducir.
  • Si aumenta de peso, las zonas anteriores, no aumentarán su volumen a no ser que aumente más de 18 kg, la grasa se acumulará en las zonas que no se han aspirado. La zona del abdomen tiene buen resultado, pero si aumenta de peso 7 o más kilos, volverá a acomularse grasa.
  • Tras una lipoescultura la piel debe quedar con mejor calidad y más firme que antes de la lipoescultura, por eso a veces no se debe quitar toda la grasa de una vez, sino quitar un poco y más adelante quitar un poco más.
  • Puesto que la lipoescultura elimina la grasa pero no estira la piel, los pacientes de menos edad son los que experimentarán los mejores resultados estéticos ya que tienen más elasticidad en la piel.

Para poder realizar la lipoescultura debería tener un peso que garantice que la cirugía no generará otras complicaciones, por lo que no se recomienda esta técnica a aquellas personas que tienen más de un 20% de sobrepeso.