Liposucción

 

La liposucción es una técnica de cirugía estética que se emplea para eliminar acúmulos grasos localizados mediante un sistema médico de aspiración, y para ello puede ser necesario a veces una anestesia general.

Es un tratamiento que empleamos para mejorar la silueta corporal; no es un tratamiento para perder peso como tal y por tanto en caso de sobrepeso siempre indicamos un tratamiento dietético para luego obtener los resultados adecuados. Mediante la liposucción aspiramos el exceso de grasa de la región a tratar mediante un sistema de vacío, que se mantiene completamente estéril durante la intervención.

Podemos realizar liposucción de prácticamente todas las regiones del cuerpo, siendo su cirujano plástico el que debe decidir las regiones a tratar, y las cantidades que deben ser eliminadas.

En personas con importante sobrepeso, en los que los volúmenes de grasa extraídos deben ser considerables los resultados obtenidos pueden no llegar a ser tan buenos como en aquellas personas con acúmulos grasos localizados, donde la liposucción alcanza los mejores resultados siempre que contemos con una piel de buenas características (sobre todo con adecuada elasticidad). Todas estas características se valoran en la primera consulta con el Especialista.

 

Áreas que pueden ser tratadas mediante liposucción:

  • Mejillas, cuello, papada
  • brazos
  • tórax y mamas
  • espalda
  • parte superior abdomen, tripa y cintura
  • glúteos y caderas
  • muslos
  • rodillas
  • pantorrillas y tobillos

 

 De su interés:

  • La liposucción no es para adelgazar, sino para quitar volumen en personas que tienen un peso estable.
  • A veces si el volumen eliminado es muy grande, requiere combinarlo con abdominoplastia (quitar la piel sobrante del abdomen), o plastia de piernas o brazos.