Mamoplastia

 

Consiste en al colocación de prótesis para incrementar el tamaño de las mamas; es una cirugía muy rápida, y dependiendo del tamaño de la areola, así como del tamaño de la prótesis, se podrá introducir por vía areolar o por vía submamaria.

El aumento de pecho, aumento de mamas o aumento de senos, técnicamente conocido como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer.

 

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un aumento mamario?

Las pacientes más indicadas para esta intervención son aquellas mujeres sanas tanto física como emocionalmente que admiten los riesgos derivados de la intervención y entienden los resultados que se pueden obtener.

La cirugía y la anestesia

Este tipo de intervención se realiza con las máximas garantías en un quirófano debidamente equipado, bajo anestesia general o local+sedación.  Dependiendo de las características morfológicas de las mamas y de los deseos de la paciente la prótesis se introducirá a través de la areola, el surco submamario. La cicatriz se hace lo más invisible posible, y la prótesis suele ser colocada. El procedimiento dura menos de 2 horas

Después de la cirugía

Los vendajes y apósitos son retirados a los 4 días aproximadamente, y las suturas a los 7-10 días. Los apósitos serán sustituidos por un sujetador especial que mantendrá las prótesis en su lugar. La inflamación de la zona puede durar hasta 6 semanas, tiempo durante el cual se recomienda no realizar actividades deportivas ni levantamiento de bolsas o pesos.

¿Las prótesis caducan?

Las prótesis actuales están fabricadas con gel de silicona cohesivo, de tal forma que si hubiera una rotura no habría fuga de material al quedar las moléculas todas cohesionadas. En generaciones anteriores de prótesis, éstas se rellenaban con silicona líquida, aceite de soja, suero, etc. Así si éstas se rompían, el contenido difundía por el interior del cuerpo. Las prótesis actuales NO tienen fecha de caducidad, y sólo estaría indicado recambiarlas si se hubieran desplazado, roto o la paciente desease una talla diferente.

 De su interés:

  • Que hay diferentes tipos de prótesis según lo que cada persona necesite; existe la prótesis anatómica que da un aspecto más natural a la mama (aspecto de gota).
  • No interfiere una exploración mamaria.

A veces aparecen cápsulas que dan aspecto de “pelota” a la mama, pero se puede solucionar rompiendo esa cápsula y dejando la prótesis.