Mesoterapia / Anticelulitis

Existen diferentes protocolos de tratamiento en función del grado de patología que tiene el cliente.

En definitiva, grasa localizada y celulitis son alteraciones con características y tratamientos diferentes. Es importante tener claro que el hecho de mantener buenos hábitos alimenticios y hacer ejercicio físico de forma regular puede evitar en gran medida su aparición.

De igual manera hay que tener presente que realizar uno u otro tratamiento varía en relación a las condiciones de cada paciente, la amplitud de la zona a tratar, el objetivo propuesto y las recomendaciones hechas por nuestros especialistas.

Existen múltiples tratamientos para la celulitis y las adiposidades, que por lo general combinados producen mejores resultados, entre ellos citamos los siguientes:

  • Hidrolipoclasia con ultrasonidos:  Es un tratamiento no agresivo, basado en ultrasonidos de baja frecuencia que actúa sobre el tejido graso produciendo “cavitación”, que consiste en producción de microburbujas dentro de las células de la grasa provocando la rotura de su membrana y liberando el contenido de esta, que más tarde será eliminada por vías naturales.
  • Intralipoterapia:  Es un procedimiento en el que se hace una infiltración de una solución acuosa con base gelatinosa, biocompatible y totalmente reabsorbible, indicada para el tratamiento localizado de adipocitos. Las zonas en las que se obtienen mejores resultados son abdomen, caderas, rodillas, brazos, papada y zona interior de los muslos.
  • Mesoterapia:  Consiste en administrar pequeñas dosis de productos homeopáticos en la primera capa de la dermis, justo debajo de la piel, mediante inyecciones que no provocan ninguna molestia. Esta técnica es ideal para trabajar áreas como muslos, papada, glúteos y abdomen.
  • Lipoescultura:  Es el tratamiento más empleado para eliminar la grasa localizada, debido a que permite la remodelación del contorno corporal a partir de la eliminacion de los depósitos de grasa instalados en áreas como cara, cuello, brazos, tronco, abdomen, nalgas, caderas muslos, rodillas, pantorrillas e incluso en los tobillos.
  • Liposucción:  Es un procedimiento quirúrgico utilizado para extraer tejido adiposo de algunas zonas del cuerpo especialmente el abdomen, los muslos, las nalgas, los brazos y el cuello.  El procedimiento se realiza por medio de la succión a través de cánulas de mayor diámetro.
  • Lipoláser:  La lipoláser o laserlipólisis es una técnica que corrige los excesos de volumen corporales, debidos a una mayor acumulación de tejido graso, mediante un procedimiento mínimamente invasivo que destruye los adipocitos y tensa la piel.