Peeling

 

El término peeling se aplica a todos los tratamientos que producen una peladura cutánea, para mejorar o corregir un determinado inestetismo de la piel (color, textura, relieve…). Este tipo de rejuvenecimiento facial que en vez de ser realizado mediante un láser, se realiza con productos químicos aplicados en consulta, de diferentes tipos, diferentes concentraciones y diferentes profundidades. Utilizamos varios tipos de sustancias, si bien con ellas conseguimos mejorar la calidad de la piel, cerrar el poro, dar luminosidad y mejorar la elasticidad de la piel, con lo cual es el complemento ideal a cualquier tipo de tratamiento de arrugas.

La piel se recambia y la que aparece es más rejuvenecida, por lo que mejoran las manchas, rojeces cicatriciales y atenúa arrugas. Lo podemos hacer más fuerte en una zona que en otra, según se necesite; lo podemos hacer o muy suave o tan fuerte como un láser.

Según el procedimiento utilizado se clasifican en:

  • Mecánicos/ Físicos
  • Químicos

 

Peeling Mecánico o Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es una técnica ideal para mantener la piel joven, suave y limpia.

Se utiliza un aparato eléctrico con punta de diamante que actua sobre la epidermis de la piel.

Éste procedimiento estético elimina las capas exteriores de las células en la piel. La eliminación de las células muertas en las capas exteriores promueve la regeneración celular, incrementando la producción de colágeno y con ello la elasticidad.

Los resultados son los siguientes:

  • Ayuda a disminuir las líneas de expresión y arrugas finas.
  • Reduce los poros.
  • Aumenta la circulación para obtener una piel más sana.
  • Mejora los daños y el envejecimiento producidos por el sol.

 

Peeling Químico

Es un tipo de rejuvenecimiento facial que en vez de ser realizado mediante productos químicos aplicados en consulta, de diferentes tipos, diferentes concentraciones y diferentes profundidades.

Utilizamos varios tipos de sustancias, si bien con ellas conseguimos mejorar la calidad de la piel, cerrar el poro, dar luminosidad y mejorar la elasticidad de la piel, con lo cual es el complemento ideal a cualquier tipo de tratamiento de arrugas.

La piel se recambia, y la que aparece es más rejuvenecida, por lo que mejoran las manchas, rojeces cicatriciales y atenúa arrugas.

Lo podemos hacer más fuerte en una zona que en otra, según se necesite; lo podemos hacer o muy suave, medio o profunda dependerá del resultado que queramos conseguir.

 

Tratamientos:

El tratamiento se desarrolla en varias sesiones.

Cada sesión dura entre 40 y 50 minutos.

Entre las sesiones se establece un adecuado tratamiento dermocosmético:

  • Hidratación
  • Reparación
  • Protección solar

 

De su interés:

Los peeling de tipo médico son más eficaces que los cosméticos.

Siempre suelen ir asociados a tratamientos domiciliarios.

Deben de hacerse entre octubre y marzo.

Es necesario usar fotoprotección durante y después del tratamiento.

Ha aparecido un nuevo grupo de peelings que no descaman.