Apenas dos meses para realizar tratamientos con la máxima eficacia para la eliminación de las manchas de la piel

El periodo desde octubre hasta marzo es el más eficaz para realizar los tratamientos para la eliminación de las manchas de la piel (léntigos solares benignos, pecas, manchas oscuras en la cara, decoloración por quemaduras, etc.) debido principalmente a que durante estos meses hay menor intensidad de los rayos ultravioletas (UV) y menos tiempo de exposición al sol. Con la llegada de la primavera y, consecuentemente, el incremento de las horas de sol y la exposición directa de más partes de nuestro cuerpo a los rayos UV, aumenta la melanina en nuestra piel (una sustancia producida en las células que le dan su color) haciendo más ineficaces los tratamientos para quitar estas manchas, muchas de ellas ya arrastradas desde el pasado verano.

Además de los cambios en la melanina, la decoloración irregular -como también se les llama a las manchas- en la piel, también puede ser causadas por la proliferación de bacterias u otros microorganismos en la piel, cambios en los vasos sanguíneos (vasculares) e inflamación debido a ciertas erupciones cutáneas.

Para realizar el tratamiento más adecuado al tipo de mancha de cada persona se realiza una primera historia clínica y un estudio dermacostópico definiendo parámetros benignos y tipo de lesión. Según este informe personalizado, se pueden aplicar tres tiipos de tratamientos: Q-Switched, que realiza una fragmentación de la mancha solar mediante una técnica foto-acústica; peelings, específicos superficiales o medios dependiendo de la lesión; luz pulsada intensa (IPL), pequeños impulsos de luz con una longitud de onda específica para las manchas; y láser CO2 fraccionado, que emite haces que penetran en la piel a modo de columnas térmicas.